Mi experiencia con las plantillas económicas

plantillas-economicas

Respecto al tema de las plantillas económicas o gratuitas he tenido de todo, algunas me han funcionado bien y otras han sido un completo desastre, pero lo que me ha quedado claro es que si quieres algo muy concreto y específico siempre es mejor que te rasques el bolsillo e inviertas en una plantilla que cumpla tus expectativas para no terminar defraudado.

Yo entiendo que todos vamos escasos de dinero y que queremos duros a cuatro pesetas como se solía decir antiguamente, pero entonces no cabe lugar a reclamaciones porque sabes que nadie te da nada gratuitamente que sea divino de la muerte. Me acuerdo que uno de los mayores chascos que lo llevé cuando quise crear una web de porno incesto xxx, si ya la temática en si era conflictiva, quería muchos detalles que la hicieran diferente al resto y es que hoy en día hay webs de sexo familiar a patadas y la mayoría son clones.

Lo que pasa con las plantillas baratas o gratuitas es que muchas no son personalizables y te puedes volver loco si quieres salir del patrón establecido que te dan, por lo tanto al final tuve que desistir y comprar una más cara que obviamente diseñé a mi gusto y funcionó bastante bien. Muchos creen que es una tontería, pero una plantilla decente (por decirlo de alguna forma) te ayuda de cara al posicionamiento de google y si está bien estructurada mucho más. Tengo un par de primos que también trabajan con varias páginas y me decían que eso no tenía nada que ver, que si hacías un buen SEO estaba hecho el 99% del trabajo, pero debo decir que discrepo y a las pruebas me remito.

Tampoco se trata de hacer una nave espacial con tu web porque lo único que consigues es marear al usuario si tienes un montón de información en el home, tiene que ser una plantilla sencilla pero que ofrezca todo lo que el internauta necesite. Para esto es aconsejable ir despacio e investigar las webs con mucho tráfico para ver qué es lo que le están aportando a los usuarios finales, como se suele decir siempre en estos casos “vísteme despacio que tengo prisa”, muchos caen en el error de comprar un dominio, ponerlo en marcha en dos días y pretender en una semana tener una alta rentabilidad. Os digo ya que esto es IMPOSIBLE.

Mi post parecen los típicos consejos de abuelo y nieta y algunos pensaréis que estoy desfasado en ciertos aspectos, pero el tiempo me ha dado la razón y mi experiencia es que no puedes saltarte ciertos pasos. Vale que últimamente parece que google premia el trabajo mal hecho porque ves arriba webs que ni de coña cumplen con lo que pide el gigante de Internet, pero a la larga os aseguro que el trabajo bien hecho siempre funciona.