Trucos, consejos y tutoriales que nos arreglan la vida

Si dejamos aparte el mundo de la tecnología y de la cibernética, también en nuestra vida diaria necesitamos plantillas; es decir, ayudas visuales, habladas o de cualquier otro tipo que nos ayuden en nuestro día a día, y que parece que los protagonistas de este vídeo no tienen o han olvidado de usar:

 

Como ves, esta gente está muy perdida en la vida, y necesita urgentemente toda la ayuda que puedan recopilar para dejar de hacer este tipo de tonterías que, a veces, incluso pone en peligro sus vidas. Y seguramente, incluso con ayuda, puede ser que algunos no tengan remedio, porque ya se sabe: “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”.

En realidad, a diario usamos normalmente todo tipo de ayudas. Y no hay nada malo en eso, al contrario, es muy normal y además nos alaba el reconocer que las necesitamos. Hablo de algo tan simple como una agenda, un post-it pegado en un lugar visible, o la alarma de los nuevos móviles, que nos recuerdan lo que tenemos que hacer; y también las hay que nos dicen de cómo tenemos que hacerlo, por ejemplo una receta de cocina, la configuración de canales de nuestra tele, o las indicaciones en cualquier edificio público, sin la que estaríamos totalmente perdidos (de hecho ya nos perdemos, al menos en mi caso, con indicaciones y todo).

Sin embargo, hay muchas personas que necesitan otras guías para su vida algo más sofisticadas. Pienso por ejemplo en los libros de autoayuda, a los que mucha gente acude cuando siente que algo en su existencia no funciona como debiera. O los aficionados a esas revistas que llevan artículos de superación: cómo superar la timidez, las fobias, una ruptura sentimental, los celos… De estos últimos hay miles, quizás millones, y si nos acercamos a internet, la lista se multiplica exponencialmente, de tal forma que uno ya no sabe si lo que lee puede ser de ayuda, o por el contrario nos confunde más tanto exceso de información.

Volviendo a esto último, también hay que tener cuidado con lo que leemos en internet, pues numerosos blogs son escritos por aficionados, que suelen darle un aire de profesionales pero que en realidad no lo son. No digo que sean malintencionados, pero algunos dan su opinión o la basan en su experiencia personal, que puede ser muy válido para ellos pero que no sirven para el resto de personas; antes bien, quizá perjudiquen a otros, así que lo mejor es leer estas cosas con cierto recelo, tomándolas en cuenta pero no siguiéndolas al pie de la letra.

Y para plantilla peligrosa, menciono una de las peores, es decir, esa costumbre que tenemos de hacer dietas que nos vamos encontrando por doquier, o que nos aconsejan algunos que en realidad no tienen ni idea del tema. Cuidado con esto, porque la apariencia personal es algo muy importante en nuestros días, y todo el mundo quiere tener la estética perfecta; y se sigue este tipo de dietas que, a veces, pueden poner en riesgo nuestra salud, y con las que debemos ser especialmente cuidadosos.

El diseño de exteriores y las animaciones en flash

diseño flash

El diseño flash es un tema que me apasiona y yo suelo trabajar con el Macromedia Fireworks, un potente programa con el que trabajar te resulta muy fácil y agradable, además de contar con todo tipo de herramientas para que materializar tus creaciones sea coser y cantar.

Como ya os dijimos todo requiere su tiempo, pero también es cierto que con la práctica poco a poco vas aprendiendo trucos para agilizar tus trabajos y al final os aseguro que se hace muy ameno y entretenido.

También el diseño de exteriores es otra de mis pasiones porque cuando ves el resultado final te sientes realmente bien, poder plasmar al detalle todo lo que tienes en la cabeza y luego ver cómo un cliente disfruta de tu obra no tiene precio y de hecho coincidirán conmigo los diseñadores que el dinero es algo secundario y quien diga lo contrario no siente realmente esta profesión por sus venas.

Moda, entretenimiento, espacios de familia, jardines… hay un sin fin de personas que requieren los servicios de un diseñador, parece que la gente se va mentalizando y si lo pensáis; ¿a quien no le gusta estar en un lugar fresco, cómodo, aprovechado al máximo y en el que se sienta a gusto?.